Ha pasado mucho tiempo desde que en 1995 cinco chicas sexies y muy seductoras revolucionaron el pop inglés hasta llegar a ser el grupo femenino con mayores ventas de la historia. Más que una moda musical, se convirtieron en una filosofía de vida que reivindicaba el girl power.

Básicamente, fue un conjunto de laboratorio donde cada una de las integrantes respondía a un rol determinado: la deportista, la pija, la ingenua... abarcando así a un conjunto muy amplio de las adolescentes que podían sentirse identificadas con ellas.

Para encontrar "la materia prima", los creadores del grupo pusieron anuncios en la prensa británica para localizar a esas cinco chicas de entre 18 y 23 años. Los requisitos no sólo eran cantar y bailar sino estar curtida por la vida, ser extrovertida, ambiciosa y aplicada.

A la audición acudieron 200 aspirantes y, tras una dura selección, se escogió a Geri Halliwell, Melanie Brown, Victoria Adams, Melanie Chisholm y a Michelle Stephenson. Sin embargo, ésta última fue retirada del grupo al poco tiempo porque su personalidad no encajaba con las demás y en su lugar entró Emma Bunton.

Como provenían de ambientes muy distintos y no tenían mucha experiencia profesional, las chicas realizaron cursos intensivos de canto y baile. Al cabo de unos meses, el quinteto, bautizado entonces como Spice, decidió buscar un nuevo manager, Simon Fuller, con quien adoptarían su nombre definitivo.

En 1996 lanzaron su primer sencillo, Wannabe, que en dos semanas fue el disco más vendido. A finales de año, se publicó su primer álbum, Spice, que se mantuvo quince semanas en más alto de las listas de venta. De esta forma, las Spice Girls se convirtieron en el primer grupo en lograr que sus cuatro primeros singles estuvieran en el número uno de listas de venta en el Reino Unido.

Su atrevida puesta en escena, las coreografías y un vestuario provocativo fueron, junto a la música, las claves de su éxito. Sin embargo, tanta Spicemanía empezó a hacer mella entre sus componentes y surgieron las primeras trifulcas entre las chicas por el protagonismo de una u otra.

Finalmente, las cinco chicas picantes convirtieron en cuarteto en 1998, cuando Geri Halliwell decidió emprender su carrera en solitario. Empezaba el declive del grupo que se separó definitivamente en 2001.